Luis Melon

 

Comancheros Motorcycle Club es una familia con estructura de un club de motocicletas, fue creado en 1987 en Holanda, nuestra historia esta forjada por hombres con sentimientos y valores de Hermandad, Respeto y Dignidad , estos valores hacen que seamos una familia unida, respetable y fuerte.

Nuestros colores la rueda y las plumas símbolo que identifica rodar con libertad, el negro y amarillo dan significado a los momentos difíciles y oscuros y por supuesto aquellos brillantes y ricos en la vida de una familia. Nuestro capitulo esta fundado en 1995 y aperturado oficialmente como full colors en 1999, somos hombres que respetamos cualquier forma de vida siempre que esta nos respete a nosotros. Nuestro club es un coctail perfecto entre familia, trabajo y club, combinación que nos hace ser un especial, de forma que todos no pueden ser comancheros pues carecen de nuestro espíritu.

http://www.comancherosmcleon.com/

 

 

Jonathan Rodríguez acude a Berlín a una competición que une boxeo y ajedrez.

El boxeo es un denostado por la mayoría. Injustamente la mayoría de las veces. La imagen que se tiene del pugilismo entre quienes lo conocen sólo desde la lejanía es la de un rudo. Para ser boxeador hay que tener unos parámetros de fuerza importantes, pero también de resistencia, de agilidad, de potencia, de velocidad y, por encima de todo lo demás, de inteligencia.
Hay un deporte que une dos modalidades en apariencia [también en la práctica] tan diferentes como son el boxeo y el ajedrez. No hay muchos deportistas que se atrevan en el mundo con el chess boxing, que así se llama ese deporte que exige ser bueno en boxeo y dominar el ajedrez al nivel de los mejores.

En Berlín se prepara un Festival de Chess Boxing en el que estará Jonathan Rodríguez, un púgil leonés que es uno de los mejores de España [hace dos años fue bronce y el año pasado subcampeón de España de aficionados] y cuando era un niño mostró su habilidad delante del tablero logrando sus éxitos en los Juegos Escolares en ajedrez.
El chess-boxing consiste en combinar el boxeo y el ajedrez con el siguiente formato: una partida semirrápida de ajedrez dividida en 6 asaltos de 2 minutos cada uno, intercalados por 5 asaltos de boxeo, para completar un combate con 11 asaltos en total comenzando y acabando con las rondas de ajedrez. El evento en el que estará Jonathan tendrá lugar en Berlín y contará con varios combates entre los que destaca el del creador del chess boxing, Iepe ‘The Joker’ Rubingh, que subirá al ring con otra joven estrella emergente de este deporte. El rival de Jonatan es de Munich y se llama Tim Yilmaz, reconocido boxeador amateur en Alemania y gran jugador de ajedrez. Jonatan participó en la primera vez que se presentó en España este deporte, que lleva haciendo campeones en Europa desde hace 10 años, ganado por jaque mate en el 5º asalto.

 

Se sabe que la secta «Toro », única que permanece en España desde la Edad Media y que actúa en la provincia de León, al igual que la de «Hermanos de Changó »…

Abr 132011
 

 

El día de San Isidro de 1975 León se estremeció con el caso de la ‘descuartizadora del Portillo’

La historia del crimen en León, la llamada crónica negra, no es por suerte muy extensa, pero sí tiene episodios variados y realmente truculentos, propios de una provincia de ámbito rural, militante en tiempos cercanos de lo que se llamó la España profunda. Sin embargo, de la variada gama de historias diversas hay una que sobresale por encima de todas, el llamado Caso de la Descuartizadora. Ése es ‘el caso’ o ‘el crimen’. Cuando en León surge una conversación sobre este asunto se habla de ‘la descuartizadora del Portillo’ e, incluso, casi todo el mundo recuerda su nombre: Covadonga Sobrino.
Ha habido casos terribles, como el de aquel desalmado Argentino o el macabro ‘crimen de la maleta’; otros muy tristes y sin resolver, como los de María José Zapico, Sheyla o Rocío… pero ‘el caso’ sigue siendo el de aquel singular crimen, cargado de historias colaterales que alimentaron el interés de la población y, porqué no decirlo, el morbo.
Fue el día de San Isidro de 1975. Es decir, ayer hizo 35 años.
Los hechos habían sucedido el día de San Isidro aunque las noticias no comenzaron a desencadenarse hasta un día después, el 16, y lo hicieron de una manera realmente macabra. Un jubilado, Francisco Villar Rubio, paseaba por la carretera de Caboalles en las inmediaciones de León. Buscaba caracoles cuando vio un saco en la cuneta, lo levantó pensando que seguro que traía caracoles pegados al plástico pero el fuerte olor que despedía le hizo pensar en los restos de un animal muerto. Abrió el saco y no podía creer lo que allí encontró: medio cuerpo, los restos mortales de la mitad inferior de un hombre.
Acababa de comenzar una historia que tuvo en vilo a la población y de la que aún se sigue hablando.

Fulgencio Fernández /