Abr 132011
 

 

La expresión es de origen incierto, no existe ningún documento ni escrito que revele su significado, y ha llegado hasta nuestros días portradición oral desde la Edad Media. Sobre el año 1320 comienzan a difundirse libelos en los reinos cristianos de judíos que envenenan el agua y profanan hostias, llegando a su apogeo entre 13281350, durante la peste negra. Se cuenta que durante las celebraciones de Pascua, el Viernes Santo, los cristianos de la ciudad bajaban a la judería, junto al barrio Húmedo de León, para atacar a los , a los que consideraban responsables de la muerte de Cristo. Las autoridades, alarmadas, para evitarlo, decidieron permitir una suave bebida alcohólica en las tabernas del camino, con la que se emborrachaban y desistían finalmente de sus intenciones. Esta bebida era la ; originalmente Vino tinto rebajado con agua, limón y azúcar.

El dicho atribuido a Fernando el Católico, cuando firmó el decreto de expulsión de los judíos de España, “Limonada que trasiego, judío que pulverizo” es un posible origen de la expresión que por transmisión oral llegó hasta nuestros días evolucionada como “matar judíos”.

http://es.wikipedia.org/wiki/Matar_jud%C3%ADos

 

Abr 132011
 

Los son los cofrades o nazarenos en León.  Su nombre  es exclusivo de la zona a pesar de que en otros sitios de España también existe la palabra, pero tiene otros significados.
Llevan una túnica larga hasta lo pies anudada con un cito y el rostro tapado con un capillo para fomentar el anonimato, pues recrean que todos somos los verdugos de Cristo. Algunos de ellos poseen un capirucho picudo para disimular la altura de los mismos y evitar que sean reconocidos. Los diferentes colores hacen referencia a las distintas cofradías que pueblan el entramado de la leonesa.

http://www.papones.com/

Abr 082011
 

Jenaro Blanco, más conocido como , era un pellejero, aficionado a la buena vida, y en especial al buen de león y al puterío; en otras palabras, que era un borrachín al que gustaba empinar el codo más de la cuenta. Vestía con suma sencillez, a la vieja usanza de los arrieros y los tratantes de ganado, calzón de pana, negro blusón de dril abotonado hasta el cuello, alpargatas de orillo y gorra visera. Y, al brazo, el mugriento aro de alambre donde colgaba los pellejos de conejo que iba comprando al cabo del día. Parece ser que en una noche de esas, sus habituales borracheras, estaba dando tumbos por la actual Avda. de los Cubos, cuando fue atropellado por el primer camión de la basura que hubo en la ciudad de León. La fecha que ponen algunos es una fría noche de Marzo del año 1.929. A la muerte del pellejero, , cuatro , llamados los cuatro evangelistas, dan lugar a la cofradía de Genarín. El poeta Francisco Pérez Herrero, el taxista Eulogio, el árbitro de fútbol Nicolás Pérez y el aristócrata bohemio Luis Rico. Cada Jueves Santo, a las doce de la noche, se reune la gente en la Calle de la Sal, dice la tradición, después de haber dado los 30 pasos de rigor por la calle Mariano Domínguez Berrueta (la que va de la Plaza de la Regla, plaza de la Catedral a la Plaza Mayor).

Ver el vídeo: Bendito Canalla, la verdadera historia de Genarín

http://www.genarin.es/