Abr 132011
 

 

La expresión es de origen incierto, no existe ningún documento ni escrito que revele su significado, y ha llegado hasta nuestros días portradición oral desde la Edad Media. Sobre el año 1320 comienzan a difundirse libelos en los reinos cristianos de judíos que envenenan el agua y profanan hostias, llegando a su apogeo entre 13281350, durante la peste negra. Se cuenta que durante las celebraciones de Pascua, el Viernes Santo, los cristianos de la ciudad bajaban a la judería, junto al barrio Húmedo de León, para atacar a los , a los que consideraban responsables de la muerte de Cristo. Las autoridades, alarmadas, para evitarlo, decidieron permitir una suave bebida alcohólica en las tabernas del camino, con la que se emborrachaban y desistían finalmente de sus intenciones. Esta bebida era la ; originalmente Vino tinto rebajado con agua, limón y azúcar.

El dicho atribuido a Fernando el Católico, cuando firmó el decreto de expulsión de los judíos de España, “Limonada que trasiego, judío que pulverizo” es un posible origen de la expresión que por transmisión oral llegó hasta nuestros días evolucionada como “matar judíos”.

http://es.wikipedia.org/wiki/Matar_jud%C3%ADos