$wpsc_version = 169; Quintanilla de Losada » Capital León
 

Varias poblaciones leonesas mantienen conflictos con las diócesis de León y Astorga por sus propiedades Los obispados admiten que llevan años registrando «miles» de bienes que les pertenecían, monumentos incluidos Muchos pueblos están descubriendo indignados que casas rectorales que pagaron ellos han sido vendidas La Ley Hipotecaria, de 1946, mantiene el privilegio de los prelados a certificar como un funcionario público
18/07/2011 marco romero | león . Diario de León
María conserva un cuaderno con la anotaciones de cada jornada de trabajo en la ermita de Pardesivil del Curueño. Figura la fecha y las personas del pueblo que participan en los trabajos de reforma desde el 26 de agosto del 2008. «Ese día fuimos 18 y un tractor», revela la presidenta de un pueblo en el que sólo quedan trece vecinos. Desde entonces, con sus propios recursos y el trabajo de mayores, mujeres y chavales, han logrado poner en pie las ruinas de una ermita que data de 1630. Todavía hoy apuran las jornadas para que el 13 de agosto el templo y su entorno luzcan un aspecto inmejorable para el día de la convivencia vecinal. Pero hay un pero. El Obispado de León tiene que conceder la autorización para que se pueda utilizar la ermita como lugar de culto. Y en el pueblo, vista la presión que están ejerciendo los sacerdotes en otras parroquias de la provincia, temen que se les niegue esta posibilidad tras sus desavenencias con la diócesis. Pardesivil fue uno de los primeros pueblos de León en reaccionar ante el registro a gran escala que ha realizado la Iglesia Católica en su favor respecto a iglesias, atrios, cementerios, casas rectorales y otros inmuebles al amparo de los artículos 206 y 207 de la Ley Hipotecaria, que otorga a las diócesis la capacidad de registrar como propios bienes que no estaban inscritos a nombre de nadie y que consideran suyos. Este proceso se puede abrir sólo con que lo declare el diocesano correspondiente y sin exposición pública, por lo que muchos pueblos han empezado a enterarse ahora de que espacios públicos, casas rectorales o ermitas que consideraban suyas han sido registradas por la Iglesia. Continue reading »

Share