Manuel C. Cachafeiro León

La Crónica de León

El 22 de mayo de 1939, Franco despidió en León a la . Atrás quedaba la terrible historia de la participación de la aviación nazi en la guerra civil española, que siempre se recordará por el sangriento . La denominada operación Rügen hizo caer sobre esta población vasca decenas de bombas. Su estela dejó 120 y 300 muertos, según diferentes estimaciones.
Pablo Picasso inmortalizó aquel cruento pasaje en uno de los iconos más conocidos de la pintura del siglo XX. Guernica, no obstante, no fue el primer bombardeo que habían llevado a cabo los aliados de Franco. En Durango, también en Vizcaya, aviones italianos provocaron 180 muertos meses antes. Tampoco fue la primera vez que la población civil fue atacada. En febrero de 1937, la misma Legión Cóndor había ametrallado una columna de refugiados civiles en la carretera entre Málaga y Almería. También con cientos de víctimas. Todavía en 1938, la ciudad de Alicante sufrió otro bombardeo el 25 de mayo.
Aquel poderoso ejército recibió muchos homenajes en España tras la guerra. En León incluso se puso su nombre a una céntrica calle. Sólo en 1997, el entonces presidente de Alemania, Roman Herzog, en una carta leída a los supervivientes del bombardeo de Guernica por el embajador alemán en España, con motivo del 60 aniversario del ataque, pidió públicamente perdón.
, en León, también sufrió un bombardeo, pero nadie ha pedido disculpas, ni nadie reflejó el paisaje que dejó. En el pueblo, en el estrecho valle que baja desde el alto de Aralla al pantano de Luna, hoy apenas reside una quincena de vecinos y son ya muy pocos los supervivientes de aquel terrible día de octubre de 1936. Muchos se acuerdan, pero casi nadie quiere hablar. El tiempo ha sido la mejor sepultura de uno de los episodios más desconocidos de la guerra civil en León. “Ahí, donde se cruzan esas dos calles, murió un persona”, recuerda uno de los pocos vecinos que quieren hablar. En 1936, una escuadrilla de la Legión Cóndor se estableció en la . Aralla, como todo el frente norte, era campo de batalla frente a los ‘rojos’ que se habían sublevado en la vecina Asturias.
Los más viejos de Aralla siempre han asegurado que el pueblo fue bombardeado porque el día anterior los republicanos que luchaban en la zona habían atacado San Pedro de Luna, hoy anegado bajos las aguas del pantano. Existen documentos que atestiguan que la Legión Cóndor llegó a León en noviembre de 1936. En Aralla, aunque fuera un mes antes, en octubre de 1936, están convencidos de que la Legión Cóndor fue también la causante del ataque.
Según el libro “La Historia de León”, de F. Carantoña, en octubre de 1936 fueron bombardeadas las localidades de , . Más tarde, del 6 al 10 de enero de 1937, también lo fueron Villamanín, Busdongo de Arbas y La Robla. Las casas del pueblo se han reconstruido. Sólo una lápida en el cementerio, recuerda a la víctima del ataque.

 

 

 

 

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)