$wpsc_version = 169; Abuelo poesía » Capital León
Girón Base Aérea de La Virgen del Camino limonada deporte Iglesia Bierzo llionés valor represión París relato jornadas La Bañeza cultura leonesa escultura Pierre Puiseux Políticos poesía Maragatería Libros Durruti Anarquismo comunicación conflicto enseñanza Filandón ruisa estraperlo Corpus frente Guerra Civil Astronomía Catedral 1936 fotografía capitán Rodríguez Lozano ayuntamiento CNT guirrio 1939 1905 identidad político Poderes plataforma socializar nostalgia observatorio guerra telégrafo Llionpedia universida Matar judíos rey Fundación Sierra Pambley #spanishrevolution Imágenes USA Judíos twubs display_podcast archivo_taller compartir berlín herramientas editar cultura leyenda Wolfram von Richthofen diversidad invisible Reino de León hilo abuelo Montaña Moscas procomún pedagogías invisibles duda Biblioteca Azcárate Cabezadas Arquitectura globalización Gitanos calle #leoncapital Historia Botillo grúa inquisición León gastronomía despoblación ecología cecina autonomía leonesa Workshop recitar Calle de Fernando Merino legio VII Video Localidades San Isidoro Cancionero leonés Semana Santa vínculo libertarias folklore convención #acampadaleon topo Mariano Domínguez Berrueta mercado Postal mundo rural Sucesos Calle Matasiete english Cistierna Babia Calle de la Catedral testimonio culturas transnacionales bar papones religión universidad infografía vino producción ética cgt capital abril plaza estrategia mayos Prisión biografía ayuda urbanismo audio riaño prieto picudo marginación confianza Legión Cóndor antruejo Bombardeo de Guernica instrumentalización musac intercambiar rusia meteorología Azucarera Santa Elvira mirada San Marcos sentimiento comunidad Cantaderas twitter Puerta Castillo Vaqueiradas textos debate Columbia Arqueología industrial coordenadas Roma migración ciudadanía deicidas Genarín capital simbólico Kurt Schindler satanismo mapa Toulouse eclipse Actualidad proceso memoria portugués posmodernidad música Personajes ramo leónes Arte cuerpo incorrupto solapamiento Pendones colectivos Crimenes autocrítica Prensa Palacio del Conde Luna ile hashtag País Llionés Unión del Pueblo Leonés
 

 

Me acerqué al mercado con la idea de observar cómo eran las transacciones que allí se hacían, para tratar de detectar los distintos códigos y roles que se activaban en la escenografía de MERCADO. Había decidido mantener una posición analítica, neutra y no participativa en el engranaje. Cambié de idea.

El deseo de ALIMENTAR, de llenar el blog, de animar con mi acción a los compañeros a ponerse manos a la obra, tuvo que ver en el cambio de planes. Tendría que haber planificado mejor, decidido continuar con el plan A.

El plan A comenzaba con la observación y la selección de tres personas a las que acercarme. Originariamente había pensado entrevistar a una mujer que vendiera verduras fuera del circuito oficial de mercado, una persona, independientemente del género, que vendiera cualquier tipo de género dentro del circuito oficial de mercado, y una tercera persona que trabajara en cualquier puesto de embutidos, incluso una cuarta persona, un turista que participara del ESPECTÁCULO DEL MERCADO. De este modo, creía que iba a conseguir cuatro perspectivas diversas, cuatro relatos diferentes que pudieran entrecruzarse. Una vez escogidos, el plan era bajar al mercado el miércoles y entablar conversación, generar confianza, explicar la razón por la cuál quería relacionarme y conseguir una cita, para comenzar las grabaciones. A partir de ahí no había pensado los siguientes pasos.

No había pensado, por ejemplo, cómo afrontar una entrevista, no me había cuestionado la mirada: romántica, exótica, nostálgica, activista, superficial, ética, o la instrumentalización del discurso.

Así que los derroteros por los que me llevó el deseo me han puesto en conflicto. Finalmente decidí entrar en La Tienda, pedir una tila, y mirar cómo los comerciantes entraban y salían, desayunaban, iban al baño, y se relacionaban entre ellos. En ésto, se puso a mi lado un señor mayor, pidiendo un café blanco. Esta fue la parte de la historia que generó el desenlace. Empezamos a hablar

– ¿qué es un café blanco?

– Un orujo, ja ja ja

Y a los pocos minutos ya tenía encendida la grabadora del móvil, y ya iba dirigiendo la conversación en función de los caminos que habíamos ido definiendo en el taller: el estraperlo, el mercado, Durruti, el trabajo… Yo preguntaba y el Abuelo, mote del hombre, contestaba. Me habló de una práctica creativa: pintaba vieiras, decía.

– ¿Para qué son las vieiras? (pensando que iba a hablarme del Camino de Santiago)

– Para pintarlas. Algunos las usan de cenicero, pero se estropea el esmaltado. Es una pena no tener una aquí, si no te la regalaba (y yo pensando en el «icono»

Durante nuestra conversación, el Abuelo me dijo que su esposa tenía alzheimer, que vivía en una residencia, pero esta información no me interesó a priori, no estaba en los planes…

Saliendo de la Tienda, acompañándole un poco a su casa, bajando las escaleras, me dijo el Abuelo que quería contarme una poesía, que era larga, que se la habían enseñado en la escuela y que si no la aprendía le daban palos. Le pregunté si podía grabarle, y vi en la pared de enfrente el muro de Neruda, le pedí que se colocase allí, y que comenzara. Estaba produciendo una imagen en movimiento.

¿Qué tipo de imagen produje? ¿Qué relato propicié? Una imagen más, más ruido, una visión de la vejez típica. Me arrepiento de haber entrado en la representación, de haber simulado interés, de no haber tenido una escucha activa, de haber creado algo superficial, de haber utilizado a una persona.

De todos modos, me parece representativo dejar aquí este rastro de mi mirada, para monitorizar de forma pública el modo en que actúo

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.

   
© 2023 Capital León Suffusion theme by Sayontan Sinha